Qué es una auditoría SEO y por qué la necesitas

Contextualizar, analizar, cambiar, priorizar y optimizar. Estos serían para mi los pasos a seguir para poder ofrecer un servicio SEO de optimización onsite de calidad. Esto, requiere horas y experiencia. No es sencillo poder priorizar para conseguir resultados sin muchas horas de ensayo y error posteriores. Pero, sin duda, para llevar a cabo esta tarea, es imprescindible la realización de una auditoría.

¿Qué es una auditoría de SEO? ¿Por qué deberías hacerla, ¿Y cuál es la mejor forma de hacerla? En este post, daré una descripción general de cómo una auditoría consigue:

  • Mejorar la clasificación de los motores de búsqueda.
  • Generar tráfico orgánico.
  • Aumentar los ingresos.

¿Qué es una auditoría SEO?

Una auditoría de SEO es un análisis de los problemas que dificultan el posicionamiento en buscadores y las áreas que necesitan mejoras para obtener más visibilidad en los resultados de búsqueda y generar tráfico orgánico.

Una auditoría de SEO analiza muchas áreas de un sitio que podrían afectar la optimización de motores de búsqueda.

Esto es lo que SIEMPRE se debe analizar. Si o si, te pongas como te pongas:

  • Palabras clave, rankings y tráfico
  • Factores en la página, como etiquetado HTML, enlaces internos, navegación, estructura de URL y optimización para dispositivos móviles, características de resultados de motores de búsqueda específicos y diferentes tipos de búsqueda.
  • Factores fuera de la página como el perfil de los enlaces entrantes.
  • Problemas de servidor, páginas 404, errores de indexación y rastreo, redireccionamientos (301, 302, 307), rendimiento del sitio y velocidad de la página.

 

Tipos de auditorías SEO:

A grandes rasgos, clasificaría las auditorías en dos grandes grupos:

Herramientas:

hay software de análisis de sitios web que, tras un análisis, arrojan informes con los errores que se deberían arreglar en la página web. No suelen profundizar ni ofrecer soluciones. Es como llevar el coche al taller y que te digan que no puedes conducir por daños en la correa de distribución. Pero no te dicen qué tipo de daños ni cómo se arreglan ni qué los ha producido.  Esta es una muy buena opción para llevar un correcto mantenimiento del sitio, pero nunca lo recomendaría para comenzar.

 

Herramientas + personas:

Como en todas las profesiones, los consultores y expertos en SEO también necesitamos herramientas, pero, a diferencia de la opción anterior, en este caso añadimos el factor humano que aporta un análisis de lo que dicen las herramientas, realizan un diagnóstico, priorizan por gravedad de los problemas y el impacto que puede tener la solución.  Puede haber algo muy complicado de solucionar, pero que aporte muy poco valor o puede haber algo sencillo de arreglar y que tenga un gran impacto. Puede haber cosas simples que no aporten y otras complejas pero que resulten imprescindibles para la mejora. Cada proyecto es un mundo y cada necesidad del cliente otro. Lo importante es saber priorizar y por eso es clave contar con un experto que sepa trabajar ya no solo en función de lo que hay que arreglar, si no que cree un contexto entre las necesidades del cliente, el problema, las soluciones y el impacto que tendrán.

 

Conclusión:

Necesitas posicionar en Google, sabes del potencial del buscador, confías en tu producto/servicio, pero no sabes ni por donde empezar. Buscas en Google (¡qué cosas eh!), lees, intentas entender, hacerlo tú… desistes, te olvidas y pierdes poder entrar en el más grande de los mercados a nivel internacional (o nacional, o local…). ¿En serio? Vamos, añade el valor humano a todo esto, ¡pon elegante tu web para Google y sal a petarlo fuerte!

 

 

Y si todavía tienes dudas, parlem!